Las Hurdes Centro de Documentación
 Cultura y patrimonio
   Cuentos


Cuento. La zorra, el oso y la cabra

“Iban la zorra y el oso por el bosque, iban pegaítos de jambri, déjate verás. Ahora, vio una cabra que se había enganchao entri unas matas y no podía salir y no paraba decir –“ve, ve, ve”-. Le dici la zorra al osu, -“ahora la tenemus buena”-. La zorra como es muy astuta, ya andaba estudiando lo mejor pa’ella. Mira, le dici al osu –“vamos a coger y a matar la cabra, pero como comprenderás hay que tener arte pa’ partir la cabra, porque si se jacin buenas partis, si no se escuartiza bien, se estropea mucha carne, y no estamos pa’ desperdiciar jarramplo ninguno”-. El osu, como es medio bobón, entró por el aro. Va dondi la cabra, le pega un zarpazo y la mando a tres y cuatru metrus de donde las matas, y la quedó esbarataíta. –“Ay, ay, ay, compadre Juanón, que derrotas a la cabra”-, le decía la zorra –“así no puede ser. ¡Mira lo que has hechu, pingajus pa’qui, pingajus pa’llá, eso no es forma de escuartizarla! ¡Anda, anda, déjame a mí que yo tengo más experiencia en esto!”-. Ahora, venía una bandada de buitres que habian barruntao la carne muerta, y le dici la zorra al osu, -“compadre Juanón, súbete a aquellas peñas pa’espantar a los buitres, que vienen buscando su parti. Súbiti, súbit a las peñas mientras yo escuartizo a la cabra”-. Y el osu, como un bobu, subió a las peñas. Cogi la zorra, y pin pan, escurtiza las paletas, los lomus, los costrillaris, lo mejor de to’. Namas dejó allí la cabeza y las tripas. Cargau con todo lo otru, y saliú que hecha pescu que no se le veía el rabu. El osu abajó corriendu y decía –“aguarda comadre zorra, que coja yo la mi parte”-, y la zorra que diba abajo decía –“el parti y reparti, se queda con la mejor parti”-, la zorra se salió con la suya.

 

 

Mancomunidad de Las Hurdes