Las Hurdes Centro de Documentación

 

 Cultura y patrimonio
   PAISAJE SINGULAR

Arboles singulares

Entre los bosques y campos del paisaje hurdano viven desde siempre algunos árboles ligados a la historia y las costumbres del lugar. Son ejemplares centenarios, de porte descomunal o simplemente singulares que por sus características: edad, belleza, o valor cultural, constituyen muestras excepcionales de la riqueza ecológica de la comarca y que hoy en día podemos apreciar como auténticos monumentos naturales.  Es el caso del Enebro de Las Mestas, de unos 450 años de antigüedad y catorce metros de altura. De la madroñera de Guijarro Blanco, cercana a la alquería de Castillo, cuya espesa y redondeada copa se adorna de flores abundantes. O del Valle de los Tejos (una de las especies más antiguas de Europa), que ocupa un amplio espacio junto al arroyo Cerezal.

 

 

lugares

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mancomunidad de Las Hurdes